13 agosto 2007

Cinderella complex

Por: Mauricio Bañuelos C.

México D.F. 1951, Televisa bajo las siglas XEW canal 2 realiza su primera transmisión desde las instalaciones del Parque Delta (hoy demolido y convertido en un centro comercial) ¿quién iba a pensar que ese día iba a ser el armagedón de la cultura en México? ese día nos despedíamos de los libros para abrirle paso al superfluo mundo de las telenovelas seis años después...la culpable "Senda de gloria" ahí empezó todo.

Solemos confundirnos con que el término telenovela es sinónimo de melodrama. Melodrama es un género aplicable en cualquier corriente, así como la tragédia o la pieza. Y ojo, también hay de melodramas a melodramas, creo que del "Tranvía llamado deseo" de Tennessee Williams a las Muchachitas como tú de Emilio Larrosa hay todo un abismo. Creo que las telenovelas explotan el peor lado del melodráma (personajes sufriendo por su lugar en la sociedad y el poco auto-conocimiento de los personajes) al máximo. Al ver la televisión nacional es imposible preguntarse ¿Acaso en México nadie escribe mejor? es una idea aterradora el solo pensar que ese sea el talento de los dramaturgos mexicanos.

Gran parte de la culpa no la tienen los programadores, porque es precisamente eso lo que el público pide. Un público subestimado en realidad pero ya tan acostumbrado a ver las historias de la Cenicienta que prácticamente se les podría declarar muerte cerebral. ¿para qué leer? si puedo ver todos los días a una actríz del calibre de Anahí representar todo lo que quiero ser. Puedo ver a Thalía convertirse en millonaria y ligarse al rico. ¿Para qué leer Romeo y Julieta que inspirò todo eso si lo puedo ver masticadito en televisión una y otra y otra vez?. Todos queremos ser la Cenicienta, entenderlo facil y no pensar. Un libro requiere el esfuerzo de imaginar y cambiar las páginas, además en México la mayoría de la población su cultura literaria llega al TvNotas ¡todo es un círculo vicioso!. Si tan solo la gente tuviera el hábito de leer, sabría lo maravilloso que es poder leer una historia y realmente hacerla tuya. Los personajes tienen la cara que tu quieras y la identificación no disminuye, al contrario. Si supieran que las historias que ven en su "comedia" (término usado por abuelitas, y creo que realmente más acertado que melodrama) tienen un origen literario, un legado tan importante que llega hasta su televisión una y otra vez desde hace 50 años.

Por otro lado no creo que la televisión mexicana esté perdida. Y no niego haber visto telenovelas como cualquier mexicano, sin embargo creo que hay más que ver. Más historias que contar, el público méxicano no debería encerrarse en un mismo tipo de televisión, es más no solo encerrarse en la televisión. También hay libros, hay cine, hay teatro. Sin embargo las televisoras nos tienen acostumbrados a no pensar, a solo sentarnos en un sillón a recibir lo que un genio como Juan Osorio nos va a ofrecer. Que es basicamente La Cenicienta reloaded.

Creo que para que la gente volviera a leer nos deberíamos ir desde la infancia. El programa educativo de la SEP en cuanto a ese apartado es realmente pobre. El poco apoyo a la cultura en nuestro país es alarmante, precisamente porque somos un pueblo subestimado, y nos subestimamos en todos los àmbitos. Por lo pronto, lo único que desgraciadamente nos queda por hacer es cada quién hacer su tarea, y esperar que en muchos nazca la necesidad de ver, leer, algo diferente, mas allá de lo que nos pueda ofrecer la televisión abierta. Pensar que merecemos conocer algo mejor y que un libro nos llevará a lugares que un programa de televisión jamás podrá. Así y solo así podríamos deshacernos del complejo Cenicienta.

Mau es de los pocos estudiantes de actuación que realmente sorprende... leanlo leanlo!!! mauriciobx@gmail.com

10 comentarios:

Pleia dijo...

Lo que pasa es que somos comodines, que es más comodo, solo ver y ya, en vez de hacer trabajar nuestro cerebrito un poquitin más.
Odio las novelas mexicanas....Me parecen vacías, sin cuerpo, tontas, me da coraje a veces a mi mamá bien metida en algunas....

Tim dijo...

La verdad es que la telenovela vende porque representa un género estético por si mismo. El hecho de que los guiones sean cutres y las actuaciones patéticas tiene un porqué, que no se remite a que en México no existan los productos de calidad. El melodrama televisivo vende y punto. Vende por tradición, porque es digerible, y porque TODOS alucinamos en technicolor cuando le prendes al dos y te evades de la mierda cotidiana durante treinta minutos.

viridiana dijo...

Hola
Pues creo que todos tienen razón al decir que las tvnovelas mexicanas son demasiado digeribles.

Y claro, no estoy en contra de ver tvnovelas. A veces pueden ser muy divertidas nada más de ver las actuaciones y la cantidad de barbaridades que dicen. Creo que está bien verlas para formarse un punto de vista, pero no verlas como si fueran la ley.

Creo que el problema radica en que la gente que ve demasiada tele, está poco o nada interesada en la lectura, lo cual nos lleva a deducir que la gente se queda en un estado de ingorancia y llega a creer que todo lo que dicen en la tele es verdad.

Don Mario Gámez Rosales dijo...

y ya no solo la televisión opaca a los libros. Cuando el fenómeno elseñordelosanillos atacó al mundo, hubo quién osó preguntarme, así con la más tierna inocencia, cuando veían el tomo original de Tolkien: ¿A poco adaptaron la película al libro?

Lamentablemente así me preguntaron, y yo obviamente me sentí ofendido, siendo gran admirador del Gran Tolkien (que hay que recordar que no solo escribió El Señor de los Anillos, ni la saga de la Tierra Media).

A eso hemos llegado. A decir que la película o la telenovela vino antes que el libro.

Lástima, en verdad. Pero es la realidad en nuestro país y la gente quiere ser así. Cuando fueron las elecciones para presidente de la república, muchos de los que apoyaban a cierto candidato del pueblo aseguraban que el otro candidato iba a erradicar la cultura y bla bla bla. Señores, la cultura se fue de México hace mucho tiempo. Habemos quién la defendemos todavía, pero la gente quiere ser estúpida y depender de un aparato eléctrico y de lo que digan los demás, para así no pensar por sí mismos.

La tele es un asco. Lo único que, en mi opinión, vale la pena es: Los Simpsons (que aunque es una manera de reflejar a nuestra sociedad, me gusta por su sarcasmo hacia la misma), y algunos programas tales como Nightmares and Dreamscapes, basado en el libro con el mismo nombre de Stephen King.

La televisión mexicana es peor, y ahora me enteré de que hicieron un "remake" de La Niñera. Se me ocurrió ver el primer capítulo junto con mis hermanas... oh, perdí cinco minutos de mi vida. Me dio asco ese programa. Se demuestra que la televisión no tiene imaginación.

Saludos.

AlbertHappyPunk dijo...

Oye que el colmo es floricienta y me refiero a la de TELEFE eheheheh no a lola con eiza que es totalmente kistch!! basta de telenovelas, obvio solo argos tiene una propuesta realista (jajaja sarcasmo)

SuperLuiso dijo...

Muy acertado el comentario man, el hábito de la lectura se pierde en porcentajes dramáticos mientras que el fenómeno "tv del nabo" embrutece a las masas. Del cine no me siento conocedor porque soy bien comercialón, hahaha. No hay como un equilibrio entre lo que entretiene y lo que edifica.

SuperLuiso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
everss dijo...

Interesante perspectiva respecto al problema de la lectura en nuestro país, considero que lo malo no es ver telenovelas o leer la revista Hola o cosas así, sino que no hacemos contrapeso con otro tipo de lecturas o tv... eso hace que nuestra mente se reduzca a una cara de la moneda.. que como todos sabemos es la peor... Equilibrio es la palabra.

Moisés Enríquez dijo...

Un momento basta para darse cuenta cómo cada persona opinamos desde nuestro cómodo lugar de esparcimiento, pues hablar desde la perspectiva que nos regala el lugar donde nos toca vivir, es más fácil que intentar pasarnos a otro punto de la vida, por qué no ver también cómo ven los productores de dichas porquerias televisivas. La verdad suena bonito, pero para mi es totalmente desconocido eh... por eso no me atrevo a defender algún punto de vista de ellos. No imagino cómo ser tan tonto como para hablar de cómo opinan éstos.

Pero lo digo para hacer más interesante la visión de este actor analítico llamado Mau. Desde el teatro o el cine, la televisión es la basura del drama (acción), pero tomemos en cuenta que no es más que lo que la gente compra, no es más que el reflejo de lo que la sociedad es, pues lamentablemente aún que hay gente que piensa, no logra cambiar el concepto general de nuestra sociedad urbana en México. No podría ser posible venderle a un niño de primaria que apenas está en formación... un programa o un melodrama televisivo de contenido cultural, por que ya tiene una costumbre adquirida en la casa, donde a los libros se les ve con flojera y con miedo. Y no hablemos más de gente joven mayor a un niño de primaria, que ya tienen influencia de RBD !!. Bien existe la razón en pensar que cada quien es responsable de este sistema costumbrista, pensar que la mayoría de la gente, tiene el complejo Cenicienta, pero que no se nos olvide que a pesar de ser tan tonta a insensible esta mujer... casi casi que frígida, sintió cuando se le calló la zapatilla eh !!!. Espero que no se nos olvide a nosotros cómo en cada telenovela y en cada libro interesante que rechazamos... dejamos una oportunidad para alimentar nuestra mente, nuestra personalidad y nuestro futuro.

Opino también que ya en vez de solo hablar de temas tan complicados de entender y de resolver (aún que no imposibles), hablen también de la falta de una cultura teatral. Los libros viven aún que nadie los lea, pero créanme que de todo esto, alguien lo reflexionará más y tomará más seguido algún libro, confió en que eso pase. Por que no usar el mismo medio para entonces así revivir algo que sí muere si no hay quién lo use, que es el arte vivo de la escena. El teatro.

Moisés Enríquez.
otisesiom@hotmail.com

:::L^Z::: dijo...

Hola Moisés, creo que tienes mucha razón, la mayoría de nosotros estamos tan acostumbrados a ver televisión, que vemos a los libros como algo diferente, extraño y peligroso que está apilado en las bibliotecas de nuestras casas (y eso es, si constamos con una), cuando el televisor se convierte en algo tan conocido que prácticamente se convierte en un miembro de nuestra familia.

Con resecto a tu otro comentario, próximamente este espacio servirá para tratar un nuevo tema, tal vez no tan serio, pero en el que estoy seguro que a mucha gente le interesará colaborar.

Agradecemos mucho su participación y esperamos que en un futuro manden sus textos para que sean publicados a zerokever@yahoo.com.mx



Locations of visitors to this page